Seminario sobre Ciberseguridad

Colombia en el 2010 fue el quinto país en recibir la mayor cantidad de ataques por una red llamada BotNet Mariposa. Aunque la cifra de 2011 no se conoce, es preocupante que el número de delincuentes aumente y los ataques a las grandes empresas privadas y del Estado sean cada vez más comunes.

Ante este panorama, la multinacional colombiana Digiware invitó al experto en seguridad de la información John Lyons, CEO de ICSPA (Alianza Mundial contra el Cibercrimen) a participar en el “Information Security Trends Meeting 2012”, para informar sobre el manejo de cloud computing, movilidad, mitigación de riesgos y prevención de fuga de información, aspectos que hacen parte de la cadena de prevención frente a la ciberguerra.

Desde hace varios años el concepto de ciberseguridad ha estado presente en diferentes escenarios, pero aún no se toman las medidas necesarias. En Colombia, es un tema que ya hace parte de la agenda nacional, debido a que en el 2011 el grupo “hacktivista” autodenominado Anonymous atacó los portales de la Presidencia de la República, el Senado, Gobierno en Línea y los Ministerios del Interior y Justicia, Cultura y Defensa, dejándolos fuera de servicio por varias horas.

El tema de ciberseguridad es tan preocupante para que todo el mundo que recientemente la BBC de Londres reveló un estudio donde Israel, Finlandia y Suecia de destacan por ser los países más avanzados en ciberseguridad. Además, indica que China, Brasil y México se encuentran entre los más vulnerables, dicho ranking fue basado en la percepción de expertos sobre las defensas de cada nación; y concluyó que cuanto más se comparte información globalmente, más se está a un paso de las amenazas.

Es por ello, que las potencias mundiales como El Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, España y Francia ven al cibercrimen como un tema vital de agenda estatal y hacen grandes inversiones para combatir esta realidad, debido a que la prioridad de estos delincuentes es atacar el sector financiero y telecomunicaciones y en un segundo plano los de energía, gobierno e industria.

Por otro lado, Digiware realizó una investigación en el 2011 y detectó que los grupos dedicados al cibercrimen se comportan como empresas organizadas y estructuradas, que buscan atacar a las 500 empresas más grandes de Latinoamérica, para generar fuga de información con fines económicos, fraude electrónico, vender propiedad intelectual, secreto industrial, entre otros.

 “En este sentido, Digiware ha venido trabajando en acuerdos de colaboración para el desarrollo de la ciberseguridad con el Gobierno Colombiano. Así mismo contamos con el SOC (Security Operation Center) y la unidad SCADA, (Apoyo en el Desarrollo de Estrategias para la Protección de Infraestructura Crítica) siendo parte de la alianza mundial contra el cibercrimen ICSPA, donde se busca promover más legislación y la toma de conciencia para evitar graves incidentes”, comenta Andrés Galindo, Director de Negocios y Alianzas de Digiware.

Expuestos al riesgo

En la actualidad, la tecnología ha permitido que las personas puedan realizar de forma rápida y cómoda diferentes actividades, pero también ha llevado a que los delincuentes encuentren otras formas de delinquir. En este sentido, la población se encuentra cada vez más expuesta, sin ser consciente del riesgo que genera la adquisición de nuevas tecnologías.

Por consiguiente, cuando grupos de cibercrimen atacan las empresas, la sociedad se afecta de una u otra manera. Por ejemplo, cuando una organización de telecomunicaciones presenta una falla por un virus, se suspenden los servicios de IT a millones de usuarios, donde se ven impactadas las compañías y consumidores en general, lo cual genera caos.

Pero la ciberguerra va más allá, es decir, estos grupos de delincuentes se encuentran en la capacidad de entrar a los sistemas de infraestructura crítica de energía de un país y dejarlo sin generación e interconexión eléctrica, afectando no sólo la población en las actividades básicas, si no dejando sin operación a todas las compañías que hacen parte de la economía y dejando a una nación desprotegida e incomunicada.

“Es por esta razón, que Digiware cuenta con un plan de Responsabilidad Social que se basa en apoyar a los países donde tiene presencia y para lograrlo trabajamos bajo la estrategia “defensa en profundidad”, donde nuestro objetivo es que nuestros clientes cuenten con un sistema para la gestión del riesgo operativo donde puedan identificar, medir, controlar, mitigar y monitorear los riesgos”, aclara, Andrés Galindo, Director de Negocios y Alianzas de Digiware.

Algunos países como Estados Unidos, ya cuenta con un grupo de “Comandos cibernéticos” cuya misión es afrontar el cibercrimen y quieren llegar a la cifra de 10.000 “ciberguerreros” que formarán parte de un cuerpo de “Profesionales Elite”, como lo denominó el teniente general norteamericano Rhett Hernández durante la conferencia de ciberdefensa que tuvo lugar la primera semana de febrero en Londres.

Es ahora cuando los temas cibernéticos deben ser vistos como un riesgo que tienen un alto impacto en la vida de la gente. La corrupción de datos algorítmicos, ataques de negación de servicio como suministro eléctrico, agua, líneas telefónicas entre otros; hacen parte de la ciberguerra convirtiéndola en un contenido de agenda mundial que puede causar graves daños a humanos, máquinas, sistemas artificiales e incluso al medio ambiente.

Anuncios