Word Cloud Open Source
El término nació para ser un referente mundial en innovación y colaboración en la revolución digital durante una conferencia en California.

El término “open source” o código abierto se acuñó en el mundo hace 20 años. Esto gracias a 4 expertos que durante una conferencia realizada en el año 1998 presentaban los planes de Netscape (empresa creadora del navegador web con el mismo nombre) para entregar su código fuente a disposición del público. Desde entonces, la adopción tanto del término como el concepto mismo avanzó con rapidez y, hoy en día, la comunidad open source cuenta con más de diez millones de miembros y colaboradores a nivel global.

Para Red Hat, el open source es su forma de vida y el elemento clave en las comunidades de clientes, colaboradores y socios el cual crea mejor tecnología a través de este modelo. Lo logra mediante una cartera de productos y servicios desarrollados conforme a un modelo abierto, de colaboración y a través de personas que día a día cristalizan la visión de la marca para ayudar a que sea una realidad. Para celebrar este aniversario, la marca invitó a sus seguidores y miembros más antiguos a compartir lo que representó para ellos el open source a través de los años.

“El futuro del open source es prometedor. Durante la próxima década, veremos industrias enteras basadas en conceptos open source como el intercambio de información y la innovación conjunta que se convertirán en la corriente predominante. Veremos este impacto en todos los segmentos, desde las organizaciones sin fines de lucro como las entidades de salud, educación y de gobierno”, señala Jim Whitehurst, presidente y director general de Red Hat.

Esta tecnología no solo ha transformado la forma en la que se desarrolla software, también ha  definido un nuevo modelo para colaborar y trabajar en las empresas. Todo gracias a una cultura basada en el compartir  una tecnología común para desarrollar soluciones innovadoras y superiores en calidad, tal como sucede con el servicio de videollamadas, o las alertas telefónicas sobre el estado del tráfico. Aunque estas tecnologías no fueron completamente diseñadas en el código abierto, fueron desarrolladas y ejecutadas con diversos elementos de esta para ser más innovadoras y únicas gracias a la cooperación de muchas personas en su creación.

“La innovación abierta y participativa será un factor clave para incrementar la productividad en todo el mundo. A medida que el foco llegue a las comunidades abiertas, y el open source se convierta en un elemento omnipresente, Red Hat pasará a ser uno de los nombres icónicos del universo tecnológico en la materia”, agrega Whitehurst.

El siguiente objetivo del open source será convertirse en un catalizador para impulsar el cambio en todos los aspectos de la sociedad. Gobierno, políticas, diagnósticos médicos, reingeniería de procesos, entre otros, podrán aprovechar los principios abiertos que han sido perfeccionados a través de las experiencias en el desarrollo de software para consolidar comunidades que incentiven el cambio. Su propuesta se mantendrá como el motor de la innovación tecnológica, capaz de modificar el mundo exterior de la manera más inesperada y disruptiva posible que las personas y organizaciones aún no han imaginado.

Anuncios